¡Sal de tu zona de confort! Te decimos cómo lograrlo.

 In Desarrollo profesional

Ya lo hemos escuchado: sólo cuando salimos de la zona de confort y dejamos ir los miedos y ansiedades que nos detienen empezamos a tener grandes avances en nuestra vida.

Desafortunadamente, muchas personas tienen problemas para salir de su zona de confort. Aunque tienen el deseo de lograr más cosas en su vida y con sus carreras profesionales, el miedo de retarse a sí mismas y ampliar los límites de lo que creen seguro es un freno.

De hecho, hay razones científicas que explican por qué es tan difícil salir de la zona de confort y por qué es tan bueno cuando logramos hacerlo. Con mejor entendimiento y algunos ajustes, tú puedes romper la rutina y lograr grandes cosas.

Pero ¿qué es exactamente la zona de confort?

La zona de confort es un espacio donde tus actividades y comportamientos han creado rutinas que minimizan el estrés y los riesgos. Estos patrones crean un estado mental de seguridad y tranquilidad.

La zona de confort no es buena ni mala por si sola. Es un estado que los seres humanos tendemos a buscar instintivamente. Salir de ella dispara nuestras alertas, lo que tiene resultados positivos y negativos en nosotros, dependiendo del caso. Pero no hay que estigmatizarla como algo necesariamente malo.

Todos necesitamos un espacio para relajarnos y sentirnos seguros antes de tomar nuevos riesgos. Lo malo es cuando decidimos estar demasiado cómodos en nuestra zona de confort y nunca salimos de ella para explorar nuevos caminos. Si sientes que este es el caso, ¿cómo puedes salir de tu zona de confort?

3 pasos para salir de la zona de confort

Es realmente fácil caer en la comodidad excesiva de nuestra zona de confort. El problema es que esta situación nos puede frenar en el camino del crecimiento personal y profesional y pude retardar que alcancemos nuestras metas. Esto es porque una de las mejores maneras de crecer es poniendo a prueba los límites que se consideran normales yendo más allá, hacia el éxito que deseamos alcanzar.

Hablemos entonces de 3 pasos para salir de la zona de confort:

1- Infórmate

La ansiedad usualmente se alimenta del miedo a lo desconocido. Sin información es normal que imaginemos escenarios terribles si es que decidimos salir de aquello que nos hace sentir seguros.

Para salir de la zona de confort primero necesitas información. El objetivo es que investigues sobre aquello que quieres alcanzar y que implica correr un riesgo. Ya sea mudarte a otro país, decidirte a emprender o tomar clases de cocina, investiga lo más que puedas. Platica con personas que han vivido estas experiencias, consulta libros que puedan ayudarte y busca artículos en internet que tengan buena información.

La información es poder. Mientras más informado te sientas, también estarás más preparado y experimentarás menos temor.

2- Haz un plan

Después de que juntes mucha información de calidad, haz un plan de acción paso a paso. En este plan debes detallar cómo es que saldrás de tu zona de confort. Empieza por lo más sencillo y avanza hacia lo más riesgoso o lo que te de más temor.

Digamos que quieres cambiar tu país de residencia. Tu plan debe considerar los siguientes pasos:

  1. Reunir la documentación necesaria para tramitar tu residencia.
  2. Realizar los trámites requeridos para tu estancia en el nuevo país.
  3. Cerrar el tema de tu alojamiento, ya sea que llegues a un hotel, compartas vivienda o rentes por tu cuenta.
  4. Considerar el dinero que requerirás para el viaje y para tus primeros días de residencia en el país nuevo.
  5. Vas a necesitar conocer a otras persona. Investiga actividades sociales que puedas realizar: club deportivo, clases de idiomas o talleres o clases que te ayuden a socializar.
  6. Aplicar las vacunas o temas de salud que debes cubrir para viajar.
  7. Empacar lo necesario; regalar, donar o reciclar lo que no vayas a utilizar más.
  8. Cancelar los servicios que tienes actualmente y que no necesitarás.
  9. Arreglar los temas relativos a la mudanza de tus pertenencias.
  10. ¡Hora de viajar!

Es importante que el plan incluya objetivos claros y que tenga identificados los retos que enfrentarás para superarlos.

3- Ve paso a paso

Salir de tu zona de confort empieza dando un paso a la vez. Está muy bien que hayas investigado exhaustivamente y que hayas hecho tu plan detallado, pero si no empiezas, no sirve de nada. Así que, toma valor, y enfrenta el crucial primer paso.

Ir paso a paso es una buena técnica para desensibilizarte de la ansiedad y el miedo. No es que debas lograr todo de una vez y de la noche a la mañana. Más bien busca tomar acciones a un ritmo firme y constante que te lleven a retarte y ampliar los límites de lo que crees seguro.

Cuando te des cuenta, habrás logrado tu objetivo y estarás fuera de la zona de confort.

¿Qué lograrás al salir de tu zona de confort?

Después de tu esfuerzo y el trabajo puesto para salir de la zona de confort, tendrás algunas recompensas:

– Serás más productivo porque tendrás habilidades nuevas.

– Te será más sencillo afrontar retos y cambios inesperados.

– Te será más sencillo retar tus propios límites porque cada vez tendrás más confianza en ti mismo.

– Descubrirás que tienes más facilidad para encontrar nuevas soluciones e ideas creativas para los retos que enfrentas día a día.

Si crees que necesitas retarte o retar a tu organización para salir de la zona de confort, contáctanos. Nuestro equipo está preparado para darte soluciones para este y otros temas relacionados con tu desarrollo profesional y el éxito de tu empresa.

Recent Posts

Leave a Comment

trabajosburnout