Las mujeres emprendedoras en México

 In Estrategia de negocios

México es el segundo país de América Latina, después de Chile, en el que las mujeres tienen mayores oportunidades para emprender, de acuerdo con el estudio Global Women Entrepreneur Leaders Scorecard realizado por Dell. En el papel, las cosas lucen mejor que nunca para las mujeres emprendedoras en México. Tres de cada cinco PyMEs que se abren en nuestro país son encabezadas por mujeres y las empresarias mexicanas aportan 37% al Producto Interno Bruto. Pero estos números cuentan sólo una parte de la historia.

¿Cuál es la situación de las mujeres emprendedoras en México? En el marco del Día Internacional de la Mujer, te presentamos algunos datos para darle contexto a este tema.

¿Cómo son las mujeres emprendedoras mexicanas?

De acuerdo con el INEGI, 19% de los emprendedores en México –casi cuatro millones– son mujeres. 49% de ellas tienen entre 18 y 34 años, mientras que el 41% tiene entre 35 y 54 años. Aproximadamente 53% de las mujeres emprendedoras son solteras, dato muy similar al de los hombres emprendedores, quienes son solteros en un 54%.

En cuanto a su nivel de escolaridad, si consideramos que en México las mujeres tienen mayor tasa de graduación de educación universitaria que los hombres (21% comparado con 18%), no es sorpresa que 65% de las mujeres emprendedoras tienen estudios universitarios, frente al 53% de los hombres.

Entre las motivaciones que tienen las mujeres para emprender, podemos mencionar 5 como las más relevantes:

– 29% lo hizo por el deseo de tener un negocio propio e independencia.

– 20% por la necesidad de elevar su calidad y nivel de vida.

– 20% por el gusto por su ramo de interés.

– 18% para continuar el negocio familiar.

– 13% porque perdieron su empleo y decidieron emprender como una alternativa.

¿Cómo son las empresas de las mujeres emprendedoras mexicanas?

Las empresas que constituyen las emprendedoras mexicanas están mayormente enfocadas al consumo (62.3%) y, en promedio, contratan menos empleados que las de los hombres (1.7 empleados vs 1.85 empleados).

Aunque las empresas de las mujeres son menos tecnológicas y menos industriales, 17.8% de ellas ofrecen productos o servicios únicos en el mercado, por lo que las emprendedoras mexicanas pueden considerarse innovadoras.

Según datos de expertos, las mujeres cuentan con planes de negocio más sólidos y buscan más canales de financiamiento cuando los necesitan. Además, de cada 100 mujeres que solicitan un préstamo para invertir en su empresa, 99% salda su deuda totalmente.

En cuanto a sus ganancias, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Mujeres Jefas de Empresas, las mujeres destinan más del 70% de ellas para su comunidad y su familia, mientras que los hombres sólo inyectan entre 30 y 40% de sus recursos de esta forma. Esto se relaciona con el dato del INEGI que dice que de los

La lucha contra la desigualdad

Aunque en los últimos 10 años la brecha de género en México ha disminuido un 30%, a las mujeres todavía les cuesta más decidirse a montar su propia empresa. Y es que son muchos los obstáculos que tienen que enfrentar para participar de forma equitativa en el mercado laboral y en el mundo empresarial.

Es común escuchar que en México no hay reglamentaciones para conciliar el trabajo y la vida familiar y que son insuficientes las políticas de horario flexible o trabajo remoto. A esto podemos agregar la carga del trabajo no remunerado. Las mexicanas dedican 4 horas diarias más a tareas del hogar y el cuidado de la familia que las que dedican los hombres. De acuerdo con gob.mx, el valor económico del trabajo no remunerado de las mujeres pude alcanzar 4.4 billones de pesos.

Además están el limitado acceso a fuentes de financiamiento y ahorro formal. El Banco Mundial dice que el 70 % de las PyMEs en manos de mujeres en países en desarrollo, como México, son excluidas por las instituciones financieras o no consiguen servicios en condiciones adecuadas para satisfacer sus necesidades. Como consecuencia, las PyMEs que son propiedad de mujeres tienen un déficit crediticio anual de alrededor de $300,000 millones de dólares.

No todas son malas noticias

Anteriormente comentamos que a las mujeres todavía les cuesta más trabajo decidirse a emprender. Sin embargo, cuando lo hacen, fracasan menos que los hombres.

¿A qué atribuyen su éxito las mujeres empresarias mexicanas? La mayoría habla de tenacidad, constancia y trabajo. Además, las mujeres mencionan la confianza en ellas mismas y en lo que hacen. Muchas sienten una gran motivación en la realización de sus sueños. Un buen número de emprendedoras habla de la necesidad de salir adelante y mejorar la calidad de vida para ellas y sus familias.

Otro factor mencionado con frecuencia es la buena calidad de sus productos y el profesionalismo con el que brindan sus servicios, además de contar con conocimientos y preparación constante. Y hablando de sus productos, las emprendedoras mexicanas sienten orgullo por la innovación y creatividad que aportan a sus mercados.

Ya es bien sabido que para el crecimiento de un país es vital el empoderamiento económico de las mujeres. La buena noticia es que las emprendedoras mexicanas van por buen camino y siguen cambiando para bien el panorama de los negocios al volverse cada vez más visibles gracias a sus ideas innovadoras y al éxito de sus compañías.

Si eres una emprendedora o estás pensando en arrancar tu propia empresa, contáctanos. En OutHand podemos ayudarte a hacer realidad tu proyecto.

Recent Posts

Leave a Comment

reunionesclientes nuevos